Qué hacer frente a la contaminación ambiental

Debido a la geografía de nuestra capital, cada año en esta época comienza un nuevo ciclo de altos niveles de contaminación del aire. Es cierto que esto nos afecta a todos, sin embargo, los que más sufren son los niños, adultos mayores y enfermos crónicos.

Durante esos períodos críticos hay familias que optan por salir de sus hogares y acudir a lugares más ventilados, como las afueras de Santiago o la playa. Esto puede ser muy beneficioso especialmente en el caso de pacientes con patologías crónicas. Siempre que sea por periodos prolongados (más de un día), ya que así también se minimiza la exposición a cambios de temperatura frecuentes que implica el salir de la casa, viajar y habitar un nuevo lugar.

¿Qué hacer cuando no se puede cambiar de ciudad?

La contaminación ambiental tiene diferentes niveles en cuanto a la intensidad con la que se presenta entre las diferentes comunas dependiendo de la geografía local y condiciones ambientales particulares, por lo que no es indispensable quedarse dentro de la casa. Pero sí es mayor la exposición a los contaminantes si realizamos actividad física, o nos desplazamos a una zona o comuna con mayor contaminación con respecto a la comuna que se habita.

Señales que indican la presencia de enfermedades por contaminación

Ante la presencia de una enfermedad respiratoria, debemos estar atentos a los siguientes signos, tanto en niños como en adultos, que nos permitirán estar alertas y saber si debemos recurrir a un servicio de urgencia o no:

  •  Disnea (sensación de falta de aire).
  • Polipnea (respiración acelerada).
  • Cianosis (coloración azulada de labios, manos o nariz).
  • Agitación y en grado mayor, compromiso de conciencia.
  • En niños pequeños (lactantes), rechazo alimentario y retracción costal.

Es necesario tener en cuenta que la contaminación siempre será un factor de riesgo para desarrollar enfermedades respiratorias tanto para portadores de patologías crónicas como para los que no, y se verá incrementado al presentarse situaciones complicadas con la polución.

Aunque la contaminación ambiental no es un factor que podamos manejar, sí podemos tomar ciertas precauciones para prevenir enfermedades infecciosas respiratorias. Nuestros especialistas en CENIN recomiendan las siguientes medidas: lavarse las manos con frecuencia, evitar lugares cerrados y concurridos, ventilar las habitaciones al menos una vez al día, uso de mascarilla, evitar calefacción con parafina dentro del domicilio. Tomando en cuenta estas simples medidas podemos prevenir y evitar que se agraven enfermedades respiratorias tan comunes de esta época del año.

Para más información, siga el enlace y conozca los profesionales del área en CENIN, quienes le otorgarán una atención especializada de calidad. http://bit.ly/2JSyy6Y

Sea el primero en comentar en "Qué hacer frente a la contaminación ambiental"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*